jump to navigation

Ética, moral y política 30 agosto, 2011

Posted by CONTABILIDAD PUNTUAL in Politica Guatemala.
trackback

Debemos elegir y elegir bien.

Nació en 1478, de clase media acomodada, estudió en las mejores universidades compartiendo con otros humanistas de su época. Ejerció como jurista y magistrado. Como miembro del Parlamento se opuso al absolutismo reinante, que lo llevó a la cárcel. Rehabilitado, fue alguacil de Londres y ocupó, más tarde, el cargo de Lord Canciller.


Su vida y obra estuvo impregnada de ideales humanísticos, bajo el influjo de los pensadores clásicos aunque reconociendo las condiciones históricas de su tiempo, como transluce su obra ético-política: Sobre la Mejor Condición del Estado y la Nueva Isla Utopía (1516).

Cayó en desgracia ante Enrique VIII, por no plegarse a los deseos del Rey que estaban en conflicto con sus principios, siendo encarcelado y decapitado en 1535. Declarado santo por la Iglesia católica, Tomás Moro es un ejemplo de vida para quienes deben afrontar dilemas entre ética y política.


En estos días de reflexión y discernimiento, previo a marcar este 11 de septiembre una equis en cada una de las cinco papeletas, con las decisiones más importantes que tomaremos como ciudadanos y consecuencias durante cuatro años, habrá que recordar a Jean-Jacques Rousseau, que dijo: “Los que quieren tratar la política y la moral de forma separada, nunca entenderán nada sobre ninguna de las dos”. En realidad, la práctica de la política no solo puede sino que debe conciliarse con los imperativos de la ética y la honestidad.

Según Aleksander Kwasniewski, un político honesto no es ingenuo y sabe que con frecuencia debe ser paciente y pragmático aunque basado en principios; con el valor de decir o hacer cosas a veces desagradables, pero manteniendo una actitud constructiva con soluciones realistas y que consideran la política como medio para alcanzar el bien común. La prueba más difícil le llega cuando debe defender ideas que no son populares, pero que son correctas.


En tiempos de elecciones, cabe recordar al Arzobispo Metropolitano, Monseñor Vian Morales, que nos recomienda: “Conocer la vida, el ejemplo –sobre todo–, lo que han hecho por nuestro país, el pasado, la historia de cada uno de los candidatos a la Presidencia y sus equipos, su honestidad, estabilidad familiar, de valores y de palabra. Que sean respetuosos de la justicia, de la ley y de la dignidad humana, que amen y respeten la vida humana, que promuevan la paz”. El voto es libre y secreto; pero hay que elegir y elegir bien.

Fuente: El Periodico

José Alejandro Arévalo Alburez

 

http://www.elperiodico.com.gt/es/20110830/opinion/200199/

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Deja aca tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: